top of page

ASAMBLEA REPUBLICANA EN TOLEDO. 2023

Por Fernando Barredo.

 

Hace un año, en octubre de 2022, presentamos en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía nuestra Fundación democraciActiva.

En el jardín Sabatini del Museo comenté a los invitados al acto, personas comprometidas con la regeneración democrática, la denuncia de la corrupción política, el avance del laicismo, la defensa de lo público, la lucha por la igualdad y el avance social y cultural que, antes de atravesar la puerta principal del edificio actualmente con nombre de reina, había pasado junto a una emblemática escultura que domina la plaza frente al museo, la cual reproduce la obra maestra del toledano universal Alberto Sánchez “El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella”, y que ésta iluminaba nuestros primeros pasos, así como la lámpara del “Guernica” de Picasso que irradia desde el interior del propio museo, conjurando violencia con arte, el arma más eficaz contra la sinrazón, a pesar de que grandes artistas como Federico García Lorca murieran por esgrimirla frente al fascismo en el transcurso de un genocidio programado aún pendiente de revisión en este país en el que muchos nos negamos a ser súbditos y reclamamos el reconocimiento oficial de ciudadanos/as en una república luminosa.

Alberto, como Picasso o Lorca, fueron artistas comprometidos con su sociedad y adelantados a su tiempo, defensores del sistema republicano frente a los delirios de reinos e imperios, que no se arrodillaron ni ante altares ni tronos, que entendieron que la libertad, más que defenderla, hay que ejercerla motu proprio.

 

También comenté, en la misma invitación a la presentación de nuestro proyecto, que “somos herederos de un gran legado humano, beneficiarios del mejor ejemplo de rebelión ante lo injusto, testigos de la defensa de los derechos fundamentales ante la depredación y el fanatismo que tanto denigran nuestra especie”, y que estábamos aquí para imantar esperanza de una vida más digna y feliz, recordando a los presentes que sólo la unión del pueblo puede sumar la fuerza para lograrlo. Dije que “aún creemos que es posible, que estamos a tiempo de construir la España que soñaron los cientos de miles de caídos en batallas desiguales, desaparecidos en campos de concentración franquistas, o en el silencio de tantas cunetas”, porque la realidad se construye desde la vida, y su ejemplo no lo borra ni la muerte.

 

La Fundación democraciActiva cuenta entre sus objetivos fundacionales con los de la regeneración democrática, la unión del progresismo y la consecución de la República. Ha sido muy satisfactorio propiciar una Asamblea Republicana en Toledo, en el Círculo de Arte que presido con honor en el edificio que fuera la capilla de la Inquisición, en el que oficiaron y se beneficiaron desde el canalla Torquemada hasta los inquisidores generales del S. XIX, y que un colectivo de artistas valientes convertimos hace 20 años en un centro cultural y de libre pensamiento. De día, sólo el arte y la cultura se proyectan desde el interior al público, cada vez más alentado por nuestra libertad de expresión sin tapujos, por la diversidad de nuestras propuestas, y a puerta cerrada se llevan a cabo actividades diversas como esta Asamblea Republicana en el Toledo de la tolerancia, en el que vivimos quienes, gobiernen los que gobiernen, ejercemos libertad.

 

Durante el transcurso de la Asamblea Republicana me alegré de que, a la vuelta de un año desde que presentamos la Fundación en el Museo Nacional más pertrechado de arte contemporáneo, estábamos en la antigua iglesia de la infamia, ya reconvertida, y que tanto en un museo, como en un templo, como en un país entero, por decirlo en términos aristotélicos el binomio continente/contenido conforma la sustancia mientras que el nombre es puro accidente. El que un museo tenga nombre de reina, el que de un  templo del S. XIII se apodere una Inquisición en el S. XV, o el que una generación de políticos serviles haya insultado a España con el prefijo “reino de”, es pura circunstancia.

 

Tras una jornada intensa, hablando claro veintiocho colectivos republicanos, veinticuatro de ellos se han adherido a un Manifiesto Republicano y se integran en una coordinadora para el levantamiento contra los poderes fácticos “atados y bien atados” por Franco en los estertores de su dictadura militar-clerical, y para la derogación del régimen de 1978 que ha disfrazado España de democracia manteniendo los privilegios de sus explotadores y sumiendo al pueblo paulatinamente en ignorancia, indefensión y pobreza. Estamos pendientes de reuniones internas de los colectivos que aún pueden incorporarse al proyecto, así como del resto de colectivos republicanos que quieran quebrar el poder de la España nazionalcatólica, que quieran que sea el pueblo el que mande, el que decida, el que reparta con justicia en un estado laico en el que no tengan cabida privilegios ni amenazas. Nos hicieron pasar directamente de la Edad Media a la Edad Mediocre, travistiendo al Renacimiento con hábito Barroco en el tránsito, pero podemos vindicar un Humanismo nuevo sin prejuicios ni trampas, sin superstición y sin miedo.

 

El acta de la Asamblea Republicana en Toledo en octubre de 2023, y el Manifiesto consensuado en la misma, son referentes de un esfuerzo que se quiere compartir, de otra oportunidad histórica para unir fuerza e inteligencia, voluntad y acción, y apostar como nunca por esa república que tanto nos merecemos tras siglos de poderes “de origen divino” y de prebenda mundana, de palabras vacías y cuentas corrientes llenas, de hipocresía que hay que combatir desde un republicanismo sereno pero incombustible.

Larga vida a las Asambleas Republicanas ARar.

 

bottom of page